·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


2/19/2015

SAJTA DE POLLO


La Sajta de pollo es un plato típico de la región occidental de Bolivia, particularmente, de la ciudad de La Paz y que no puede faltar en ocasiones importantes y festividades bolivianas, como Todos los Santos o Carnaval.

Se trata de un estofado picante de pollo o gallina acompañado con patata, tunta  o chuño de papa blanco (patata deshidratada boliviana) y sarsa (ensalada de cebolla con tomate).

Existen diferentes variantes dependiendo de la región. 
SAJTA DE POLLO
Ingredientes:
(para 6 personas)
1 pollo entero en trozos o 3-4 pechugas
1/2 taza de guisantes
2 cebollas grandes, cortadas en 4 trozos
4 cucharaditas de ají amarillo molido
10 patatas medianas
sal
pimienta
comino
orégano
1 huevo

Para la sarsa (ensalada):
1 tomate cortado en dados
1 cebolla morada 
aceite para freír
Preparación:
Hidratar chuño o la tunta durante toda la noche. Al día siguiente, ya remojado, pela el chuño quitando toda su cáscara. Corta el chuño en cuatro partes y enjuaga varias veces para quitar el sabor amargo. Cocer en olla con bastante agua y  dos cucharaditas de sal. Una vez que esté tierno, escurrir. Reservar.

Hidratar el ají, retirar la piel y semillas y reservar la carne (utilicé pasta de aji amarillo en tarro).

Cortar el pollo en trozos, lavar y dorar en aceite.

Sofreír en aceite, la cebolla cortada en trozos, agregar el ají, remover, sacar y triturar todo, hasta que quede como una pasta.

Poner esta pasta de ají en una cazuela, agregar los trozos de pollo, los guisantes, orégano, comino, sal, y la pimienta.

Cubrir con caldo de pollo o agua, tapar y cocer unos 30 minutos, a fuego lento, hasta que el pollo esté tierno.

Dejar reposar unos 10 minutos.

Cocer las patatas. Pelarlas y reservar.

Cocer la tunta (o el chuño) hidratarla, pelarla y tronzarla. Rehogarla con el huevo batido.Reservar.

Preparar la sarsa (ensalada) con cebolla roja en rodajas finas y el tomate.

Emplatar con el pollo con su salsa, la tunta cocida y rehogadas con huevo, las patatas cocidas y la sarsa por encima regada con un hilo de aceite.

Se puede acompañar también con arroz blanco cocido.

No hay comentarios: