·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


12/03/2016

TE VERDE CON SHIBA Y MENTA

Hay un proverbio Bereber que dice:
“El primer té es suave como la vida, el segundo dulce como el amor y el tercero amargo como la muerte”.

Cuando fuímos a comer al Cash Árabe con nuestra amiga Badia,  nos recomendó que probáramos el té con shiba y hierbabuena. 
La Shiba (Artemisia absinthium) en español llamada Ajenjo ó Absenta, se usa en Marruecos para hacer el té verdé, normalmente también con menta o hierbabuena.
La shiba le da un toque amargo al té verde, que lo hace muy agradable y digestivo.
"La Artemisia absinthium, llamada comúnmente ajenjo, asensio, ajorizo, artemisia amarga o hierba santa, es una planta herbácea medicinal, del género Artemisia, nativa de las regiones templadas de Europa, Asia y norte de África. 
Conocida desde muy antiguo ya por los egipcios, transmitida después a los griegos, esta hierba ha sido denominada la "madre de todas las hierbas" en la obra "Tesoro de los pobres" dadas sus múltiples aplicaciones curativas. Se utiliza como tónico, febrífugo y antihelmíntico, así como en la elaboración de la absenta y del vermut.

William Shakespeare menciona el ajenjo en su famosa obra Romeo y Julieta, acto 1, escena 3, en que la nodriza recuerda: "pues entonces yo había puesto ajenjo en mi teta" para destetar con su sabor amargo a Julieta, que tenía tres años.

Artemisia absinthium se utiliza tradicionalmente medicinalmente en Europa, y se cree que estimula el apetito y aliviar la indigestión
La planta tiene un fuerte sabor amargo, y el principal componente es la tuyona, soluble en alcohol, pero no en agua. La planta tiene otro compuesto denominado la absintina, una sustancia amorfa de color amarillo, poco soluble en alcohol pero sí en agua.
Se utiliza como planta medicinal, y la propiedad más importante es la aperitiva. Se utiliza como tónico estomacal (contrarresta la indigestión y el dolor gástrico), vermífugo y antiséptico. El aceite de ajenjo puro es muy venenoso. Afecta el sistema nervioso.

Aplicado correctamente, el ajenjo tiene unas interesantes propiedades medicinales, como: Tónico gástrico, Colerético; Vermífugo  y Emenagogo.

En medicina, la hierba se usa para hacer un té para ayudar a la mujer embarazada durante el trabajo de parto. Además se hace un vino por maceración. Como polvo se hace una tintura. El aceite de la planta puede usarse como estimulante cardíaco para mejorar la circulación sanguínea. El aceite puro de Artemisia es muy venenoso, pero a una dosificación justa, y no excesiva, no ofrece riesgos.

Antiguamente era utilizado como insecticida contra la polilla; como inhibidor del crecimiento de plantas cercanas; y como repelente de insectos, entre otros usos.

Es una de las principales plantas en la elaboración del célebre licor de ajenjo o absenta y del vermú (el nombre de esta bebida proviene del nombre que recibe la planta en alemán, Wermutkraut )

La A. absinthium procura el sabor y principio psicoactivo (tuyona) del ajenjo o absenta, bebida que, hoy día es ilegal en diversos países. Es un potente alucinógeno neurotóxico que, en grandes cantidades es adictivo y, al final, mortal.

En 1890, el "hada verde", como era llamada la bebida de ajenjo o absenta, se extendió por toda Europa, Estados Unidos y América del Sur, principalmente en Chile y Argentina, donde se consumía profusamente. Fue muy consumida en los cafés de París y de otras ciudades.

Hay dos teorías en la etimología de Artemisia: según la primera, debe su nombre a Artemisa, hermana gemela de Apolo y diosa griega de la caza y de las virtudes curativas, especialmente de los embarazos y los partos. Según la segunda teoría, el género fue otorgado en honor a Artemisia II, hermana y mujer de Mausolo, rey de la Caria, 353-352 a. C., que reinó después de la muerte del soberano. En su homenaje se erigió el mausoleo de Halicarnaso, una de las siete maravillas del mundo. Era experta en botánica y en medicina."

En el Norte de África reemplaza a la menta o hierbabuena durante el invierno para la preparación del té verde.

TÉ CON SHIBA Y MENTA
Receta de R´Himou (Geimo), madre de Badía.
Ingredientes:
1 tetera grande
5 cucharas soperas de azúcar colmadas
3 cucharaditas de té verde en grano
5 gramos de Shiba     
1 ramito de Hierbabuena ó Menta
Preparación:
Poner a calentar el agua en un cazo.
Poner una cucharada de té en la tetera y añadirle un poco de agua caliente y dejarla unos minutos, mover y vaciar el agua. Esto se hace para enjuagar el té.
Poner el té lavado, la hierbabuena, la shiba y el azúcar. Llenar la tetera con el agua caliente y ponerla al fuego de nuevo y darle un hervor.
La madre de Badía, le pone también al té hierbaluisa y abundante hierbabuena, y en época de de florecer los naranjos, le añade pétalos de flores de azahar.
Dejar reposar unos minutos, y servir en vasitos de cristal.

No hay comentarios: