·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


3/23/2014

RATATOUILLE DE JULIA CHILD

Ratatouille o Pisto Provenza.
Cazuela de berenjena con tomates, cebollas, pimientos y calabacín
La ratatouille perfuma la cocina con las esencias de la Provenza y es sin duda uno de los mejores platos mediterráneos. Por su sabor intenso, es ideal para acompañar buen o cordero asado o a la parrilla, pit-au-feu (buey hervido) o pollo asado, a la parrilla o salteado sabe igual de bien caliente que fría, acompaña, a los fiambres y también puede servirse como entrante frío.
Una ratatouille con todas las de la ley requiere su tiempo, ya que hay que cocinar cada ingrediente aparte antes de echarlo a la cazuela y dejar que hierva a fuego lento todo junto. La receta que presentamos es la única que conocemos capaz de conseguir que cada una de las hortalizas de la ratatouille mantengan su propia forma y carácter. Afortunadamente, la ratatouille puede dejarse a apunto el día anterior, y encima gana un sabor al recalentarse.

Para 6-8 personas

500 g de berenjenas
500 g de calabacín
un cuenco de porcelana o a cero inoxidable de 3 l.
1 cucharadita de sal
Una sartén esmaltada de 24-26 cm cuatro cucharadas de aceite de oliva, más si hace falta.
250 g aproximadamente un Natasha y media de cebolla amarilla en rodajas finas dos pimientos verdes en tiras aproximadamente una taza dos-tres cucharadas de aceite de oliva, si hace falta dos dientes de ajo majados sal y pimienta al gusto.

500 g de tomates maduros, pelados, sin semillas y exprimidos, sal y pimienta .

Una cazuela para el horno de 7 cm de profundidad y 2,5 l de capacidad tres cucharadas de perejil picado.
Sal y pimienta.
Pelar las berenjenas y cortarlas longitudinalmente en tiras de casi 1 cm de grosor, unos 7 cm de largo y 3 cm de ancho. Limpiar los calabacines, quitarle los dos extremos y cortarlos en rodajas de la medida de las tiras de berenjenas. Ponerlas juntas en un cuenco y salarlas. Dejarlas reposar 30 minutos. Escurrir. Secar tira a tira con un paño de cocina.

Capa a capa, saltear la berenjena y luego el calabacín en aceite de oliva, aproximadamente un minuto por cada lado, para que se doren ligeramente. Reservar.

En la misma sartén, hacer lentamente la cebolla y el pimiento en aceite de oliva durante unos 10 minutos o hasta que esté tierno, sin dorarse. Añadir el ajo y salpimentar al gusto.

Cortar el tomate en tiras de 1 cm. Colocarlas por encima de la cebolla y el pimiento. Salpimentar. Tapar la sartén y dejarlas a fuego lento 5 minutos, o hasta que el tomate haya empezado a soltar el jugo. Destapar, mezclar bien el tomate con el jugo, pone a fuego vivo y dejar la mezcla unos minutos, hasta que prácticamente se haya evaporado todo el líquido.

Incorporar una tercera parte de la mezcla del tomate al fondo de la cazuela y espolvorearla con una cucharada de perejil. Disponer la mitad de la berenjena en el calabacín por encima, y poner luego la mitad del tomate restante y el perejil. Acabar con la berenjena y el calabacín el tomate y el perejil.

Tapar la cazuela y dejarla a fuego lento 10 minutos. Destapar, inclinar el recipiente repartir bien el jugo. Rectificar de sal si hace falta. Subir el fuego y dejar la cazuela 15 minutos destapada, removiendo unas cuantas veces, hasta que se hayan evaporado los jugos y no queden más que un par de cucharadas de aceite de oliva con el sabor de las hortalizas. Vigilar el fuego: no dejar que el contenido se pegue en el fondo de la cazuela.

*Reservar con el recipiente destapado. Recalentar lentamente antes de servir o llevar la ratatouille fría fria a la mesa.

En esta ocasión también le cuajamos huevos de codorniz.
Y también los tomamos con salchichas inglesas…..riquísimo!
Receta del libro
EL ARTE DE LA COCINA FRANCESA
Julia Child
Loisette Bertholle
Simone Beck
Pag. 608-609
Editorial Debate

No hay comentarios: