·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


9/29/2016

BOTILLO DEL BIERZO CON GARBANZOS

El botillo es un producto cárnico elaborado con piezas troceadas procedentes del despiece del cerdo, condimentadas y embutidas en el ciego del cerdo que luego es ahumado y semicurado. Es típico de la comarca de El Bierzo (León) (el cual tiene indicación geográfica protegida) , de las provincias de Orense y Lugo en Galicia, donde se le nombra botelo o butelo y de Asturias, llamado butiecho o butiellu , elaborándose recientemente también en otras zonas. Aparece también productos parecidos en la gastronomía de otras regiones de España y en Portugal, a veces con otros nombres.
La IGP Botillo de El Bierzo abarca los límites del Consejo Comarcal de El Bierzo y Laciana.
El término botillo deriva del latín "botellus" diminutivo de "botulus" que significa embutido.  Se conocen referencias desde antiguo, ya en ciertos tratados culinarios romanos se habla de él, aunque, por supuesto, sin añadirle pimentón, ya que éste se empezó a añadir tras descubrirse en América el pimiento y cultivarse en El Bierzo.
Las referencias medievales escritas más antiguas que se conservan (en documentos originales) datan del siglo XI-XII en las que se habla de la obligación que había de entregar cierta cantidad de "botellus" al Monasterio de San Pedro de Montes por parte de los que vivían en sus dominios.

El único nombre que está bajo la indicación geográfica protegida y por el que se comercializa como de El Bierzo, es "botillo", pero también es conocido popularmente en algunos sitios, además, con el nombre de "Pastor" (en ciertas zonas de El Bierzo, La Cabrera y Valdeorras).

El botillo de El Bierzo es un producto cárnico elaborado con diferentes piezas procedentes del despiece del cerdo (costilla, rabo y huesos poco descarnados), troceadas, adobadas con sal, pimentón y ajo y otras especias naturales, embutido en el ciego del cerdo, ahumado y semicurado. También podemos añadir lengua, paleta, carrillera y espinazo siempre que no sobrepase el 20%. Se consume normalmente cocido, envuelto en una malla de tela o sin nada pero con mucho cuidado, evitando que se rompa y le entre agua. Cuenta con una denominación de origen propia.

Condimentado con chorizo, oreja y morro de cerdo junto con berza muy tierna da lugar a un sabroso y sustancioso puchero.

También, en algunas ocasiones siendo menos habitual, se le añade como guarnición garbanzos.

El botillo de El Bierzo, tiene un organismo que se encarga de regular su calidad y autentificar su procedencia llamado Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Botillo de El Bierzo. 

En el municipio berciano de Bembibre se celebra desde 1972 el Festival Nacional de Exaltación del Botillo durante el mes de febrero. Es una gran comida donde se consumen más de 1.000 botillos entre los más de 1.200 comensales asistentes. De toda España acuden personajes famosos de las artes, las letras y la política. La Fiesta está declara de Interés Regional y de Interés Turístico de Castilla y León, se convierte en imán para las gentes, tanto de dentro como de fuera de la provincia.

Existen otros festivales, celebraciones y premios de los que el botillo es protagonista en varias localidades de El Bierzo, entre las que destacan el Festival del botillo de Fabero, en Folgoso del Ribera, Torre del Bierzo, Boeza y las degustaciones que organiza la Cofradía Gastronómica del Real Botillo del Bierzo incluso fuera de España.
Fuente: wikipedia

BOTILLO DEL BIERZO TRADICIONAL (sin garbanzos):

Preparación:
En olla cocer a fuego lento el botillo cubierto con agua durante 2 horas.
Media hora antes de finalizar, agregar las patatas enteras sin piel, el repollo y los chorizos.
Finalizar la cocción y comprobar si las papas están tiernas.
Retirar del fuego, escurrir y sacar el botillo, las verduras y colocarlas en una fuente de barro, preferiblemente. 
Desgrasar el caldo y regar con un poco de éste, la fuente con el botillo y las verduras.


BOTILLO DEL BIERZO CON GARBANZOS

Ingredientes:
100 gr de garbanzos por persona
1 botillo de 700-800 gr
4 patatas medianas
500 gr de col, repollo o berza
4 chorizos curados
1 hoja de laurel
agua

Preparación:
Poner los garbanzos en remojo con agua fría, toda la noche.
Escurrirlos y ponerlos en una olla cubiertos de agua y ponerlos a cocer.

Cuando comiencen a hervir, espumar y agregar el botillo envuelto en paño o papel de aluminio, para que no se rompa y se haga en su jugo.
Dejar cocer sin tapar durante 2 horas  y media, aproximadamente a fuego lento (ó 1 h. en olla a presión).
Sacar los garbanzos y reservar en una fuente.
Agregar el tocino, los chorizos y la hoja de laurel y cocer unos 10-15 minutos. 
Sacar el botillo y los chorizos del caldo  y reservarlos en una fuente.
Desgrasar el caldo y añadirle las patatas y la col troceadas. Sacarlas y colocarlas en otra fuente.
Añadir al caldo fideos y cocer según las indicaciones del paquete.
La costumbre de servir este plato es presentarlo en la mesa en varias fuentes, y cada comensal se sirve su ración en su plato.
Y como en esta ocasión también servirmos el caldo con fideos en un cuenco.