·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


5/20/2015

PRESENTACION XALDENIL DE FAMILIA CAMACHO. SETENIL DE LAS BODEGAS


El pasado 5 de mayo, fuimos invitados por Daniel Camacho, propietario de La Cueva del Ibérico, en su Finca Las Mesetas,  a la presentación de su vino Xaldenil.
La presentación la hicieron conjuntamente Daniel Camacho y el enólogo Santi Jordi, con un grupo de amigos y una copa en la mano en el mismo viñedo.
 Proyecto familiar de Finca Las Mesetas.
El vino de Setenil.
Xaldenil, vino de altura.
Tradición, Terruño y Pasión
Será que a la séptima va la vencida, o es solamente casualidad, pero hay nombres que en si lo llevan todo implícito.
Xaldenil, nace como un proyecto que va más allá de lo profesional o empresarial, nace con ilusión y de ellas  la más valorada, la de la tierra, al uso de los vigneron franceses, que aman el terruño y saben que todo proviene de el, si a esto le forjamos en un cruce de destinos que se unan dos personas que buscan la calidad  y productos con historias detrás, ya tenemos parte de la formula que saca adelante el propósito.
 Daniel Camacho & Santiago Jordi, se cruzan un día y poco hay que hablar y si mucho que trabajar para recuperar un viñedo con diez años, que el padre de Daniel plantó y había pasado por su cabeza desechar, pero su hijo con buen criterio lo convenció para que no lo arrancara y le dejará llevar adelante el proyecto de Xaldenil.

Anhelo que nace en una finca de las más altas de la sierra de Cádiz, entre Setenil y San José del Valle, La Finca las Mesetas cuenta con cincuenta hectáreas dedicadas a diversos cultivos, y 1,3 hectáreas dedicada a este nuevo e ilusionante pretensión con varietales, como, Syrah, Cabernet Sauvignon y Merlot en un coupage de 50, 40, 10, respectivamente.

Xaldenil es un vino tinto de autor, como decimos en una finca que aúna altitud y clima atlántico, lo que le va a aportar al vino unas características distintas a los vinos tintos de la zona, como es un clima no tan cálido, para vinos templados, donde el terruño y la elaboración juegan un papel muy importante.
El vino presenta en color una capa alta con unos toques violetas, cerezas y morados, en nariz destacan notas de frutas rojas, confitura, compota, mermelada de moras, es muy floral, con toques muy golosos, en boca, es untuoso, con cuerpo, una acidez muy bien equilibrada que le otorga cierta frescura, cuando lleva un rato en la copa va mejorando notablemente, y aparecen toques de golosinas y pimienta, sus cuatro meses de barrica le auguran una magnífica crianza en botella, las cuales habrá que probar en distintas fechas, para ver su evolución.
En sí, un vino que viene a formar parte de esta familia de los Tintos de la Tierra de Cádiz, y que deseamos que sea por mucho tiempo, sabemos del trabajo, la inversión, el cariño que se ponen en estos proyectos, donde todo es tesón, compromiso y muchas horas además de inversión, pero cuando las cosas se hacen bien, como es el caso, este vino, que ha tendido una nacimiento feliz, para que siga creciendo en su niñez, y destaque en una juventud briosa, culminando a una madurez serena, él,  te estará contando una  historia,  la cual le augura una larga vida y esperemos que venga para quedarse.
Nos encanta vuestra iniciativa y os deseamos un gran éxito, sin dudar que lo tendréis. 
¡¡¡ Salud !!!

No hay comentarios: