·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


4/19/2016

BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y TINTO MESALINA

Para la elaboración de este bundt o bizcocho, sustituí la leche por vino especiado de canela Mesalina, de Baetica, vino de la Hispania Romana, ¡el resultado ha sido estupendo! ya tengo ganas de probar con sus otros vinos :Vino Mulsum (fermentado con miel); Sanguis (rosas), y; Antinoo (violetas).
Vino tinto color rojo granate de capa alta; en nariz intenso y con aromas a canela y miel, en boca es intenso con sabor a especias y con un punto final dulce.
Debido a la intensidad y fuerza de la canela, se bebía al final de los banquetes, en la Comisatio romana, acompañados de frutos secos.

Los griegos y romanos la utilizaban para mejorar su digestión, Herodoto geógrafo e historiador (484-425 AC.) menciona el uso de la canela. Tenía sobre todo, uso medicinal y estético.

Los emperadores romanos utilizaban la canela como perfume ya que los seplasarii o perfumistas la vendían al pie del Capitolio.

Este vino recibe su nombre en honor a uno de los grandes mitos de la sensualidad en la antigüedad: MESALINA, esposa del emperador Claudio. Que era famosa por sus artes amatorias y su conocimiento de productos afrodisiacos como la canela.

Toda la información en: www.vinoromano.com
BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y  TINTO MESALINA
Ingredientes:
4 huevos, a temperatura ambiente
75 gr de azúcar blanco
75 gr de azúcar moreno
120 ml de vino tinto Mesalina, de Baetica, vino de la Hispania Romana
200 gr de mantequilla, en pomada
1 sobre de levadura
200 gr de harina
200 gr de chocolate negro para postres rallado o cacao en polvo
Una pizca de sal
1 cucharadita de canela en polvo

Preparación:
Precalentar el horno a 185ºC.

En un bol, montar las claras a punto nieve con una pizca de sal y reservar.
En Thermomix: Montar las claras con una pizca de sal, 4 minutos a velocidad 3 y 1/2. Sacar del vaso y reservar.

En otro recipiente blanquear la mantequilla con los azúcares.
En Thermomix: Poner en el vaso la mantequilla y los azúcares. Batir a velocidad 3 hasta que todo quede bien batido. Añadir las yemas y mezclar todo bien.

Tamizar la harina junto con el chocolate o cacao rallado, la canela y la levadura.

Agregar poco a poco la mezcla de harina alternando con el vino y batir hasta que quede todo bien mezclado.

Incorporar las claras a punto de nieve y mezclar envolviendo con cuidado para que no pierda el aire.

Engrasar y enharinar el molde.

Verter la pasta en el molde engrasado y hornear 45-50 minutos a 180ºC en rejilla, para que circule el calor por el agujero tubo del molde.

Dejar enfriar unos 10 minutos y desmoldarlo sobre rejilla.
Espolvorear con azúcar glass y canela.