·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


5/15/2016

LÁNGOS, PAN HÚNGARO

El Lángos es un tipo de pan plano húngaro, también muy conocido en Austria, Rumanía, Serbia y Eslovaquia. 
 El nombre deriva del húngaro láng que significa 'llama'. Esto de debe a que tradicionalmente se preparaba en el horno casero cerca de las llamas y se servía como desayuno. Actualmente se hace frito en aceite. 

Se trata de un pan frito normalmente plano elaborado con una masa de harina con levadura fresca, leche, azúcar y sal. Existe otra variante elaborada con harina, levadura, sal, huevo y yogurt.


Se sirven generalmente en los puestos de comida rápida, aunque también se puede preparar en casa, untado con ajo o mantequilla de ajo o con otros acompañantes como nata agria, queso, tomate o jamón. 


En Austria es común encontrar otra variante conocida como “Magyaros”, que consiste en cubrir el lángos con lecsó ( parecido al pisto).

LÁNGOS
Ingredientes:
(8 unidades)
500 g de harina de trigo
1 dado de levadura
1 yogur natural
100 g de agua
2 cucharaditas de azúcar
2 litros de aceite de girasol, aprox. (yo utilizo aceite de oliva)

Preparación Manual:
Poner la harina en forma de volcán en la mesa de trabajo y colocar todos los ingredientes, la levadura desmigada, el yogur, la sal, el huevo, el aceite de oliva, mezclándolos con las manos y con el agua mineral templada, que iremos vertiendo, poco a poco, hasta que la masa tenga consistencia y esté suave. Tapar y dejar reposar una hora, aprox., hasta que haya doblado su volumen.

Preparación en Thermomix:
Poner el agua, la leche (o 1 yogur) y la levadura y batir 1 1/2 min, 37º, vel. 1.
Agregar la harina, el azúcar y la sal y amasar 2 minutos, velocidad espiga.

Tapar la masa y reservar en un lugar templado, unos 60 min.
Dividir la masa en 8 partes, hacer bolas y aplastarlas sobre la encimera enharinada o engrasada y extenderlas con las manos, que quede como una torta, de unos 20 cm, aprox.

Poner a calentar el aceite y freír los lángos por ambos lados, hasta que queden dorados. Sacar y escurrir sobre papel absorbente.

En esta ocasión preparé los lángos con Letscho, un tipo de pisto con su toque de paprika muy popular en Hungría.

Se pueden consumir dulces o salados, solos o con algún alimento que elijamos por encima, queso rallado y crema agria, tomate, pisto, jamón, espolvoreados con azúcar y canela, salsa de manzana, miel, etc... También se pueden hacer rellenos.
Para mantenerlos caliente, y que se derrita el queso, meterlos en el horno a 50ºC.