·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


4/01/2014

PAELLA DE ALCAUCILES MORADOS DE CONIL

INGREDIENTES
300 gramos de arroz redondo (tipo SOS, Nomen, Bomba…)
4 alcauciles de Conil
Un puñado de guisantes
1 litro de agua
2 dientes ajos
1 cebolla
sal, pimienta, laurel, clavo y azafrán
1 pastilla de caldo vegetal
 zumo de limón
 aceite de oliva
Preparación:
Limpiar los alcauciles, retirándoles las hojas exteriores y cortarles las puntas, dejándoles solo el corazón. Limpiar también los tallos y cortarlos a trocitos. 
Rehogar los ajos y  la cebolla cuando estén transparentes añadir los alcauciles cortados en gajos y sus rabito, frotados con zumo de limón y los guisantes. Agregar un chorreón de vino blanco y rehogar hasta que se evapore. Agregar agua, sal, pimienta, clavo machacado, laurel, azafrán y la pastilla de caldo vegetal y dejar cocer durante 20 minutos en una cazuela con agua, sal y jugo de limón, para que no se pongan negros. Reservar.
Freír en paella un par de ajos laminados con un poco de aceite  con el arroz , rehogar con un chorreón de zumo de limón y agregar los guisantes y rabitos de los alcauciles. Cocer 10 minutos a fuego alto para que se cueza todo igual y entonces agregar los alcauciles troceados y bajar a fuego mediano por otros 10 minutos. Ir agregando el caldo de las verduras poco a poco y agua si fuese necesario.
Echar sobre todo un chorreón de zumo de limón, para evitar que se ennegrezca.  Reposar unos 5 minutos y servir. 
La alcachofa, también llamada alcaucil, es una hortaliza citada por Dioscórides y Plinio el Viejo, que desde el siglo XII gozaba de gran prestigio como remedio para hígados castigados. Su amargor se debe a la cinaropicrina. Se dice que Catalina de Médicis -sobrina del Papa Clemente VII- popularizó su consumo en Francia en 1533 cuando fue allí a casarse con el duque de Orleáns, el futuro Enrique II. Según las malas lenguas, la afición de la rellenita Catalina por la alcachofa se basaba en que creía que era afrodisíaca. La verdad es que la infidelidad de su esposo con la cortesana Diana de Poitiers era un estímulo para buscar remedios y, sea como fuere, Catalina quedó embarazada en once ocasiones. 

Receta de Juan Altamiras (1767): 
"Pondrás la olla con agua al fuego, tendrás las algarchofas mondadas, o quitadas las hojas exteriores; quando hierva el agua, escaldalas, y cuecelas; cocidas, ponlas en una cazuela con caldo sazonado con sal; y un polvo de pimienta; pondrás cebolla a freir; frita, quitala, y en el azeyte echarás un puñado de harina, hasta que se queme; lo echarás sobre las Algarchofas, y se hará una salsilla, dandoles dos, o tres bueltas: este es mejor modo para dia de ayuno; y si fuere dia de carne, en lugar de aceyte echarás tocino entre magro, y gordo, que aun serán mejores, aunque yo lo diga". 
Fuente: Internet

1 comentario:

charo barrios dijo...

Una buena receta de temporada. Tengo por aquí algunos de esos alcauciles y veré cómo los hago....supongo que serán más blandos que los otros.