·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


2/21/2017

SZEGEDINER GULASCH

El gulash es un plato muy popular en la cocina húngara, así como en los países vecinos, Eslovenia y otros de Europa central (Eslovaquia, la República Checa, Austria, Norte de Italia), los Balcanes (Croacia y Serbia) y en otros países de la región (Ucrania, Rumania).

El gulash es un guiso parecido al del ragú o estofado, aunque también se la le llama así a una sopa.
Su elaboración es muy sencilla, aunque con una cocción muy larga, ya que se hace a fuego muy lento (slow cook) en el horno y en olla de hierro fundido o barro.

Hay una gran variedad de gulash, dependiendo de la región. Suele acompañarse de ensalada de patata y perejil y comerse con pan, también con Spätzle, patatas u otros alimentos de carbohidrato.
Este tipo de gulash concretamente, el Szegediner Gulash, según leí en el blog "Las especias del Señor Vasilli", era muy común en la región polaca de Silesia (Schlesien), y que durante siglos perteneció al imperio alemán.

Este plato cuyo origen es húngaro y se llegó a expandir por gran parte del este de Europa, incluido varias zonas de Alemania del Este durante la segunda mitad del siglo XIX.
El cocinero alemán Herbert Frauenbergernos explica que la receta original se la debemos al poeta Sandor Petöfi, que encontrándose en una taberna de la localidad de Pest, ya al atardecer, de pronto, un viajero cruzó el umbral de la puerta llamado Josef Székely, escritor y periodista húngaro. Abatido y malhumorado, pidió que el tabernero le sirviera algo de comer pero la cocina estaba cerrada. Con ojos dilatados, trémulo, el viajero desenvainó su ira y alzó la voz: ¡¡¿¿Acaso no se puede precalentar algo de repollo y gulash en este tugurio??!! Aquel estallido de cólera tuvo que impresionar a los allí presentes y el tabernero le ofreció una mezcla de repollo fermentado y gulasch, tal como exigía el forastero. Eso sí, para aliviar el picante añadió algo de crema agria y, así surgió el Szegediner Gulasch. "
 Ingredientes:
800 gr. magro de cerdo, cortado en dados
2 cucharadas de aceite de oliva
400 gr. cebolla cortada en juliana
2 dientes de ajo rallados
2 cucharaditas de comino
4 cucharadas de pimentón dulce
800 gr. chucrut (col fermentada)
3⁄4 litro de caldo
sal
pimienta
100 gr. de nata agria (opcional)

Preparación:
Enjuagar el chucrut, escurrir y reservar.
En la cubeta con un poco de aceite, confitar la cebolla, en programa menú FREÍR, hasta que quede dorada. Reservar.
En un mortero majar los ajos, el pimentón y el comino hasta hacer una pasta. 
Añadir la cebolla, mezclar y reservar.
En la cubeta con el aceite sobrante de freír las cebollas, sellar la carne y salpimentar. Añadir la pasta con la cebolla , el chucrut y el caldo.
Tapar con tapa de cristal, programa SLOW COOK, 2 horas y 1/2.

Mezclar con la nata agria y servir.
Acompañar con patatas cocidas y ensalada o verduras encurtidas.

No hay comentarios: