·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


11/09/2013

CATA FLAMENCO & SHERRY: LOS CAMINOS DEL CANTE EN EL PARADOR HOTEL ATLÁNTICO

LOS CANTES QUE SE BEBEN, LOS VINOS QUE SE CANTAN.

El pasado día 2 de noviembre, asistimos a la Flamenco & Sherry Experience que se celebró  en el Parador Hotel Atlántico de Cádiz organizada por The Sherry Wine Room. Una original cata de vinos de jerez que armonizan con los cantes y toques flamencos que le son más afines según las características de cada tipo de vino y cada variedad de cante. 
En esta ocasión los vinos elegidos para esta cata, fueron de Bodegas González Byass:
Flamenco & Sherry Experience By Tio Pepe - Parador de Cádiz.



Fino Tio Pepe, Amontillado Viña AB, Oloroso Alfonso, Palo Cortado Leonor y Solera 1847.
Como diría el cantaó, es más fácil que me salga un cante, si templo mi voz y mi garganta
con un vino generoso, y al compás de mi cante, fusiono las dos cosas, en mi reseca garganta.
Eso fue lo que hizo José María Castaño*, a través de Flamenco Sherry Experience, en su magnifica y explicativa disertación, hizo una analogía entre las crianza de nuestros vinos, con los cantes flamencos, de abuelos a nietos de padres a hijos, del sobretablas a las soleras.

La cuna de los vinos de Jerez, es la cuna de nuestros cantes, y dentro de esta geografía, Jerez, Sanlúcar de Barrameda, El Puerto de Santa María, Chipiona, Rota, Trebujena, Chiclana, Puerto Real y Lebrija, son estas poblaciones vinateras, la cantera de donde proceden nuestros cantes, influenciados, tanto físicamente como geográficamente, por el terruño, los vientos los ríos, nuestros dos mares, que van dejando su impronta, en este carácter tan genuino y a la vez especial entre vino y cante, y en el ser de sus gentes, más aun, en los cantaores, algunos de ellos verdaderos símbolos e hijos de estas poblaciones.
Al Cante: Ezequiel Benítez. Al toque: josé Ignacio Franco.
Si miramos nuestros vinos y sus colores, nos da la pauta, de su crianza, de sus grados, y a medida que sube el color, se van pausando los cantes, estos tonos de color, dan pie, al sentimiento y al quejío.
Cata Flamenco & Sherry
El fino y la bulería, seca al igual que este vino, trágica, y muy triste, punzante como su acetaldehído, con recuerdos a masa de pan a levaduras de estas bulerías jerezanas, teniendo demasiada tragedia para este vino tan festero.
Viña AB, Amontillado, de color ámbar con su aroma punzante avellanado suave al paladar, y muy seco en todo su esplendor, con una bulería por solea, el vino de crianza más jerezana que hay, que vino de los mostos y sobretablas, que pendía de un hilo, entre la biológica y su paso a oxidativa y el tiempo y su ritmo lo han ido amortiguando, al igual que este cante, al compás del tiempo que lo ha ralentizado entre dos mundos, se va mezclando poco a poco y se arranca él solo.
Oloroso Alfonso maridó con la soleá, seco de color ámbar dorado, aroma poderoso, en el paladar es sabroso armónico y persistente con recuerdos a nueces,  este vino, ha perdido compás a través del tiempo, al igual que este cante, es un vino  reflexivo, que nos arrastra a arrancar por solea, a filosofar, a pensar, en el dolor humano, que se oxida, se convierte en pena, al igual que este vino y este cante, se armoniza, es redondo y especial, con sus recuerdos de crianza, se oxida como el dolor.

Palo Cortado Leonor más una seguirilla, vino anárquico, contestatario, rebelde, como la seguirilla, mezcla irregular al igual que el palo cortado, cantaores rebeldes como este vino, choque emocional escuchando estos cantes, que corta y cauteriza a la vez, que se arranca,  en nariz es amontillado y en boca fragante y oloroso, removiendo las conciencias del tiempo, es un cante eterno al igual que el vino, en su reflejo echaremos en la copa, ese color ámbar, con sus tonos dorados y sus ribetes ocres, intenso de aromas de segurillas, “como un caballo desbocado llamando a todas las puertas”, de este vino rebelde sin causa, para escucharlo y meditarlo al compas de su fuerza.

Cream 1847 más fandango, untuoso para amortiguar la falta del compas, el trino, el cante del amor, suavizado por las notas de Pedro Ximénez, y la amorosidad de esto vino, el vino de todos los públicos, con el fandango natural, un cante suavizado por sus notas pasificadas, de su color caoba, vainilla, madera, terciopelo en boca, y toda la fruta confitada de higos, pasas, caramelos y madera, mucha madera, de fandango y amor, que nos llenan el corazón y la boca, en esa dulce semblanza de intercambio líquido del cante……..


 Colaboradores: Parador Cádiz Hotel Atlántico; Bodegas González Byass; Vicerrectorado de Proyección Internacional y Cultural de la UCA y;  Las Rutas del Vino y Brandy de Jerez.


* José María Castaño Hervás, creador de la idea original de Flamenco & Sherry Experience,  es el coordinador del programa de radio Los Caminos del Cante (Onda Jerez Radio – EMA Satélite Andalucía) y del Aula de Flamenco de la Universidad de Cádiz además de Formador Homologado de los Vinos de Jerez con título del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez – Xèréz – Sherry.
Ha publicado tres libros sobre arte flamenco así como artículos en revistas especializadas.Junto a esta faceta destaca la producción discográfica de cuatro discos de flamenco así como la autoría de letras de flamenco que han sido grabadas por importantes artistas del género como Jesús Méndez, Antonio Reyes o Juan Moneo “El Torta”. 

No hay comentarios: