·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


12/26/2016

BODEGAS DELGADO. PUENTE GENIL

Dentro del programa que nos organizó nuestro amigo Pepe López a Puente Genil, visitamos las Bodegas Delgado guiados por su gerente, Francisco Javier Álvarez de Sotomayor, que nos hizo un recorrido por los interiores de dicha bodega con una detallada explicación de su sistemas de elaboración y crianza de sus vinos.
 
BODEGAS DELGADO
Elaboradores y Criadores de Vinos y Vinagres de Calidad desde 1874 
Calle Cosano, nº 2
14.500 Puente Genil (Córdoba)
Tf: 957 60 00 85 - 957 60 15 37 Fax: 957 60 45 71

La bodega se encuentra en pleno casco antiguo de Puente Genil, ocupando una superficie total de unos 5.000 m2 distribuidos en distintos edificios, algunos de los cuales se comunican entre sí por túneles subterráneos que discurren bajo las calles. 
Diversas zonas de La Bodega permanecen igual que cuando se fundó, sin apenas modificaciones, lo que constituye, sin duda, un aliciente añadido que la ennoblece a los ojos del visitante. El crecimiento experimentado por la ciudad ha hecho que la bodega, que en su fundación se encontraba en las afueras, en la actualidad esté situada en el centro, no solo histórico sino geométrico del casco urbano. El hecho de existir en sus naves botas en crianza con más de un siglo de vida, dificulta enormemente un posible traslado de las mismas.
Bodegas Delgado cuenta en la actualidad con dos instalaciones en las que desarrolla su actividad de elaboración y crianza de vinos: el Lagar de San Antonio, situada en la carretera de Aguilar de la Frontera a Puente Genil, aproximadamente a medio camino de ambas localidades, y la bodega propiamente dicha ubicada en Puente Genil.
Bodegas Delgado se encuentra situada en Puente Genil, Córdoba, y sus orígenes se remontan a 1874, cuando D. Antonio Delgado Gálvez junto a su esposa, Doña María Estrada Pérez, fundan la bodega a partir de la adquisición de una partida de botas de roble americano en el actual pueblo de Moriles, entonces Zapateros. Precisamente, Moriles, junto a la cercana Montilla, otorgará su nombre a la D. O. Montilla-Moriles, cuyos caldos son reconocidos por sus especiales cualidades como vinos finos y amontillados. La dedicación por entero al negocio y el extremo cuidado puesto en la selección de los mejores uvas de la comarca así como las excelentes cualidades de las botas de roble americano para la crianza del vino, hicieron posible que pronto la bodega se consolidase como una empresa de reconocido prestigio en la zona. 
La labor iniciada por su fundador fue continuada por los herederos, Antonio, Ana, Basilio y Manuel. Uno de sus hijos, Manuel, fue directivo de una importante empresa vinícola chilena. Con su incorporación a la empresa familiar, en 1918, dio un importante impulso a la actividad comercial de la misma. Poco después, y tras fallecer D. Antonio, en 1933, la empresa prosigue su expansión, culminando en 1941 con la conversión en sociedad limitada bajo la denominación de Delgado Hermanos S.L. Es digno de destacar que durante la contienda civil española (1936-1939), la bodega no sufrirá ningún tipo de daños, conservando su solera y sus productos, buena prueba del arraigo de la empresa entre los habitantes de la localidad de Puente Genil.
Un año antes, en 1940, se inauguran las nuevas instalaciones junto a la carretera que une Puente Genil con la población de Aguilar de la Frontera. Son bautizadas con el nombre de Lagar de San Antonio y se destinan a la elaboración y crianza de los vinos. El Lagar, nombre con el que se las conoce, viene a complementar las de Puente Genil, insuficientes ya para acoger la gran actividad de la bodega.
Desde entonces la bodega ha continuado con su labor, marcada siempre por un objetivo: la calidad de sus vinos. En la actualidad, y ya con el nombre de Bodegas Delgado S.L. desde 1997, la cuarta generación de los Delgado se encuentra al frente de la misma. Si algo define a la bodega es el mantenimiento de las raíces tradicionales en la elaboración de sus caldos, tratando siempre de que la incorporación de técnicas modernas sea siempre una ayuda, pero sin repercutir en su calidad.
En esta bodega se termina la crianza de los vinos y sus instalaciones acogen el proceso de tratamiento que incluye el embotellado y almacenamiento de los mismos. También aquí se encuentra la administración y se realizan las labores de la comercialización de todos los productos.

La elaboración de estos vinos se compone de varias fases: Recolección y Recepción, Despalillado, Prensado, Fermentación y Almacenamiento.
Los Vinos finos de Bodegas Delgado están amparados dentro de la D.O. Montilla-Moriles. La graduación alcohólica es un proceso natural debido a la sin par climatología de la zona que hace que la varietal Pedro Ximénez, llegue sola a los 15 grados Baumé.

Su crianza se debe especialmente, a la levadura Saccharomyces que se da en esta uva y que llega al lagar a través de la pruina o como se suele decir, a través de la piel. Esto hace que se produzca el velo de flor, el cual es la aportación para que estos vinos de crianza biológica no se oxiden y mantengan esas características de color, olor y sabor tan peculiares.



La crianza se realiza en botas de roble americano, mediante el sistema de criaderas y soleras.

Elaboran 4 tipos de finos:

SEGUNDA BOTA, Vino finísimo de gran crianza; F.E.O., "Fino Extra Oloroso"; MANOLO: Fino seco; D.H., Fino seco: TERTULIA Fino en Rama.
SEGUNDA BOTA
Vino finísimo de gran crianza. Amarillo pajizo, limpio y brillante, de complejos y ricos matices aromáticos, con tonos amargos y salinos. Impresiona todos los sentidos: complejo y elegante, corpóreo y sabroso. Un fino en el que se aprecia la madera, elaborado con uvas Pedro Ximénez cuidadosamente seleccionadas y procedentes de los mejores pagos de la zona de Calidad Superior. Ha sido galardonado por la Unión Española de Catadores (U.E.C.), en su edición de 2002, con el premio Bacchus de Oro.
F.E.O.
Las iniciales corresponden a "Fino Extra Oloroso", siendo la marca más antigua de la bodega Vino muy fino, en el que se aprecian los rasgos de una larga crianza bajo “velo de flor”, por el tradicional sistema de soleras y criaderas. Amarillo pálido, seco, de fragante aroma y delicados matices aceitunados. Elaborado con uva 100% Pedro Ximénez.
MANOLO
Fino seco, amarillo pálido, con tres años de crianza bajo “velo de flor”. Elaborado con “mosto yema” de uva Pedro Ximénez de los mejores pagos de la zona. Un vino agradable, en el que resaltan el carácter de las levaduras y los aromas de crianza en madera.
D.H.
Fino seco, pálido, con dos años de crianza bajo “velo de flor”, como exige el Reglamento del Consejo Regulador de la D.O. El nombre responde a las iniciales de Delgado Hermanos. Un fino en el que resaltan los caracteres aromáticos propios de la crianza biológica y los aromas tostados. Elaborado con uvas Pedro Ximénez y una graduación alcohóloca de 15 grados naturales.
TERTULIA Fino en Rama
Vino muy fino generoso, criado bajo velo de flor por el sistema de Soleras y Criaderas en botas de roble americano. Elaborado con uvas 100% Pedro Ximénez y una graduación alcohóloca de 14,5 grados naturales. Envasado directamente de la bota sin filtrarlo. Al servirlo presenta cierta turbidez debida a las particulas del velo de flor que no han sido retiradas. Esto hace que resulte más suave al paladar. Especialmente indicado para “copear” y para “tapear”.
Embotelladoras manuales


Pasamos a la Sacristía, donde catamos algunos de sus vinos.....
Durante nuestro recorrido, pudimos ver carteles, etiquetas documentos y cuadros referentes a las distintas épocas de Bodegas Delgado y de sus participaciones culturales, religiosas, etc...

Vinos Blancos
Los vinos blancos jóvenes son el producto más reciente que Bodegas Delgado incorpora al mercado aprovechando tanto el buen hacer artesanal de la bodega, logrado en el tiempo, como la gran calidad de la uva Pedro Ximénez. Podemos distinguir varias clases:


Lagar de San Antonio

Vino joven afrutado, monovarietal de Pedro Ximénez, seco, de baja graduación alcohólica, pálido, limpio y brillante y de intensos aromas de fruta fresca. Se elabora con uva seleccionada a mano, y la tecnología más avanzada.
Para su mejor conservación se almacena hasta el momento de su embotellado a temperatura controlada y atmósfera inerte.
Es sobre todo un buen aliado de comidas basadas en mariscos y pescados. Producción limitada. 

Lagar de Benazola

Vino joven afrutado, monovarietal de Pedro Ximénez, semiseco, pálido, limpio y brillante y de intensos aromas de fruta fresca. Se elabora con uvas cuidadosamente seleccionadas y la tecnología más avanzada. Conserva agradables partículas de carbónico.
Para su mejor conservación se embotella en atmósfera inerte.
Un maridaje perfecto como vino de compañía y en especial, para degustar, con un buen pescado. Su producción es limitada.
Tubalillo con Javier Álvarez Sotomayor, Juan Antonio Mena, Juan Virues, Paca Díaz Cana y Pepe López
Amontillado
Es un tipo de vino viejo de excepcional calidad, resultado de una esmerada elaboración por el procedimiento de envejecimiento natural.
AMONTILLADO
Este vino, llamado anteriormente "Faraón" (aún conserva en la etiqueta la efigie del monarca egipcio) tuvo que cambiar su nombre pues la marca estaba registrada por otras bodegas. Vino generoso, de color sugerente, de matices ambarinos, aromático y armonioso, donde la avellana tostada y la madera noble se adueñan de la copa. Tiene un envejecimiento de 40 años en roble.
Resulta sabroso en boca, con cuerpo, y posee un elegante y aterciopelado final en el que se aprecia la crianza por todo el paladar.
Aconsejado para sopas, caza mayor, sobremesas y tertulias. En definitiva un vino para no olvidar.
Tubalillo con Javier Álvarez de Sotomayor, gerente de Bodegas Delgado

Vinos Dulces
Los vinos dulces, estan elaborados mediante procedimientos naturales con uva Pedro Ximénez.
Elaboran 2 tipos de vinos dulces: PX Y CREAMDEL
 Foto: Vive Zahara de Juan Virues

P.X.
Su aroma misterioso y fragante, perfumado a pasas y dátiles le hacen ser una recreación de los sentidos, un privilegio para los paladares más entendidos y compañero imprescindible de pastas, dulces y postres.

CREAMDEL
Elaborado mediante procedimientos naturales con vinos finos de crianza y mostos, obtenidos de uva 100% Pedro Ximénez, cuidadosamente seleccionados.
Su brillante color pajizo, delicado aroma y sabor, ligeramente dulce, lo hacen ideal para el aperitivo, satisface plenamente paladares no habituados al fino seco.
Combinación excelente con refrescos de lima-limón y unos cubitos de hielo, resultando un agradable trago largo.

En la Sacristía de Bodegas Delgado, disponen de una tienda para poder adquirir sus vinos y vinagres.....
Tubalillo con Pepe López, organizador de la visita a Puente Genil

Vinos de Sacristía

Los vinos de sacristía son un producto especial. La sacristía es ese lugar de la bodega reservado para uso exclusivo de familiares y personalidades. Son los vinos más excepcionales, de los que se realizan “sacas” ocasionales para deleite de los amantes del vino. 

Se pueden distinguir: Amontillado Delgado 1874; Oloroso Delgado 1874 y; 
 y Pedro Ximénez Delgado 1874.


AMONTILLADO DELGADO 1874
El “Amontillado Natural Muy Viejo Delgado 1874” es un regalo para el catador: sabroso y seco en la boca, persistente, completo, profundo y admirable.
Ha sido reconocido por la Unión Española de Catadores (U.E.C.), en su edición de 2002, con el premio Bacchus de Plata.
OLOROSO DELGADO 1874
El “Oloroso Viejo Delgado 1874” es un vino de mucho cuerpo, lleno y aterciopelado, enérgico y seco. Su color recuerda al de la caoba oscura, con una graduación de 19’5º dada su extrema vejez.

PEDRO XIMÉNEZ DELGADO 1874
El “Vino Dulce Pedro Ximénez Delgado 1874” es un dulce natural, rubí oscuro, que se obtiene soleando de forma artesanal la uva de la que procede. Auténtica miel en el paladar, fragante y frutoso, suave en la boca.
La Unión Española de Catadores (U.E.C.) le ha otorgado, en su edición de 2002, el premio Bacchus de Oro.

Vinagre

Bodegas Delgado también posee un vinagre de alta calidad como complemento a los caldos que elabora y que aprovecha los vinos viejos de Montilla-Moriles. 

VINAGRE SOLERA
Elaborado con vinos viejos de Moriles de uva Pedro Ximénez.
Vinagre elegante, destaca por su bondad, por su aroma y limpidez, por la finura de sus notas acéticas y por el delicado y brillante color dorado propios de su crianza en botas de roble americano.
Complemento señorial por excelencia de un buen aliño para redondear al paladar.
Fuente: Cordobapedia

Según el Pliego de Condiciones de la DOP "Montilla-Moriles", la elaboración de los vinos protegidos se realizará con uvas procedentes del área de producción de la DOP y de las variedades siguientes: Pedro XiménezAirén, Baladí,VerdejoMoscatel de grano menudoMoscatel de AlejandríaTorrontésChardonnaySauvignon Blanc y Macabeo, cualquiera que sea la sinonimia utilizada para cada una de ellas.

No hay comentarios: