·"Una receta no tiene alma, es el cocinero quien debe darle alma a la receta".


7/20/2018

SALSA SRIRACHA CASERA

Sriracha o chili fermentado es el nombre genérico empleado para denominar a una salsa picante procedente del sureste de Asia muy popular en Tailandia. 
Su nombre proviene de la ciudad ubicada en la playa Si Racha, donde inicialmente fue producida casi como un producto local. Se convirtió en un hallazgo sorprendente ver que la salsa se hizo muy popular tras cruzar su ámbito de la playa de Thais llegándose a convertir en una salsa de carácter internacional. Se hace con chile maduro, vinagre, ajo, azúcar y sal. En la escala de Scoville puntúa 2.000.
Tiene un sabor dulce entre sabroso y picante, es popular en muchas partes del mundo debido a su característico aroma. No es una salsa de un fuerte sabor picante. Es de uso frecuente como condimento para el phở, junto con la salsa hoisin. Nunca se utiliza en los fideos o las sopas en Tailandia; en su lugar es de uso frecuente como salsa para mojar, particularmente para los mariscos (generalmente almejas) y verduras. También se utiliza como salsa picante, especialmente en los alimentos asiáticos servidos en los restaurantes asiáticos. Cuando se habla de Sriracha en algunos países anglosajones se refiere comúnmente «salsa de gallo» («rooster sauce») debido a que la botella suele traer la imagen de un gallo.
El empleo creciente de sriracha en diferentes puestos de comida rápida a lo largo de diversas partes de Europa y de Estados Unidos hace que se pueda emplear en muy diversas preparaciones como pueden ser los alitas de pollo, las patatas fritas, como condimento en diversos sándwiches y hamburguesas, salsas para la pasta, huevo duro e incluso mezclado con queso parmesano. Existen preparaciones en las que se mezcla sriracha con el kétchup. Su uso para condimentar sopas es muy conocido en la cocina asiática.
Fuente wikipedia
Ingredientes:
Marinado:
10 guindillas, chiles picantes o jalapeños
2 chdas de vinagre de arroz
1 chta azúcar de moreno
½ cucharadita de sal
2 dientes de ajos

Preparado:
1 brick de tomate frito
2 chdas de agua
2 chdas de azúcar de moreno
1 ½ cucharadita de sal
3 chdas de vinagre de arroz

Preparación:
Cortar los chiles en rodajas y picar los ajos, ponerlos en un cuenco con el agua, vinagre, sal y azúcar. Dejar marinar toda la noche a temperatura ambiente.
Poner el marinado y cocinar unos 5 min. a fuego lento.
Añadir el tomate frito, 2 cucharadas de agua, 2 cucharadas de azúcar, 1 1/2 cucharadas pequeñas de sal, 3 cucharadas de vinagre de arroz. Cocinar unos 30 minutos. Retirar del fuego.
Triturar la mezcla  seg. 8 a vel. 5,  hasta obtener una pasta homogénea. 
Dejar enfriar y listas para utilizarla.

*Si sobra, guardar en tarros de vidrio esterilizados, tapar y hacer el vacío para conservarla.
*Si se desea más suave, retirar las semillas a las guindillas, antes de marinarlas.

¡CUIDADO!
Usar siempre GUANTES para manipular las guindillas y lavarse después bien las manos.
A la hora de cocinar la guindilla, VENTILAR bien la cocina.
Servir con moderación ya que es una salsa MUY PICANTE.

No hay comentarios: