·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


1/18/2017

ESPÁRRAGOS TRIGUEROS VERSUS AMARGUEROS

La palabra espárrago viene del latín sparagus, que a su vez deriva del griego aspharagos o asparagos, término cuyo origen deriva del persa asparag, que significa brote.

Los espárragos silvestres, más conocidos en Andalucía por espárragos trigueños o trigueros, crecen espontáneos o silvestres y pertenecen a la especie Asparagus acutifolius o Asparagus aphyllus y tienen más sabor que los blancos.

El consumo de espárragos trigueros era común durante el Imperio romano según se desprende de algunos libros como De Materia Médica de Dioscórides. Esta tradición fue introducida en la Península Ibérica por los árabes. En este sentido, se conocen diferentes libros de gastronomía de Al-Ándalus en los que se habla de los espárragos trigueros como exquisito manjar en diferentes preparaciones culinarias.

Siempre se les ha considerado a los espárragos como diuréticos. Cuando son consumidos transfieren un fuerte y característico olor a la orina, atribuido a la asparagina.

También se le consideró como un alimento afrodisíaco, llegándose a llamarse “hierba de Venus”.
Los espárragos amargueros, son los que crecen en los eriazos o terrenos no sembrados, ni cultivados, ni arados.


Las diferencias entre los espárragos trigueros o silvestres y los espárragos amargueros o de cultivo, es que los primeros son más finos y espigados y los segundos tienen espinas y dejan un sabor intenso y  más amargo.

No hay comentarios: